Cuidado, aumentan casos de infartos en jóvenes

martes, 24 de febrero de 2015

Según datos de la Federación Mundial del Corazón, las enfermedades cardiovasculares, a través de los infartos, causan 17,5 millones de muertes al año, tantas como el resultado de sumar las provocadas por el sida, la tuberculosis, la malaria, la diabetes, el cáncer y las patologías respiratorias crónicas.

Estas enfermedades acongojan a gran parte de la población de Santa Cruz y ahora también a los que bordean los 30 años, debido a que sufren de hipertensión, obesidad y diabetes.

En el estudio epidemiológico de la diabetes y enfermedades cardiovasculares realizada por el Ministerio de Salud y el Sedes en los periodos del 2010 y 2011 se detectó 289 casos de infartos de miocardio, de los cuales el 57% fueron varones.

Este estudio también reveló que la población afectada de infartos cada vez son más a temprana edad, por ejemplo, un 6,57% engloba a personas de 35 a 44 años, el 15% son de personas de 45 a 54 años; pero los adultos mayores de 64 años aún conforman el riesgo alto se sufrir un infarto con 40,83%.
Estos resultados son debido a que la población tiende a una obesidad y sobrepeso que aumenta cada año e incide en muchos casos a los jóvenes.

En la única encuesta nacional (1998) realizada hasta el momento sobre enfermedades cardiovasculares, se reveló que el departamento cruceño lidera la mayoría de casos con el 26% del resto del país.

“No se hizo otra encuesta por el costo que genera, pero consideramos que esas cifras encajan también en la situación actual de nuestro departamento”, sostuvo Roxana Barbero, responsable del Programa de Enfermedades No Transmisibles (Sedes).

La encargada del programa también manifestó que la complicación de estas enfermedades puede llegar a generar infartos de miocardio provocando en algunos casos la muerte. Médicos aclaran que el infarto no es lo mismo que un paro cardiaco, ya que el infarto es la muerte de una porción del músculo cardíaco, aunque su complicación puede provocar arritmia desencadenando un paro cardiaco.

Hasta el primer semestre del 2011 se detectó 11.707 casos de hipertensión arterial en Santa Cruz. Cabe resaltar que esta enfermedad es la que más se presenta en la población en cuanto a crisis cardiovasculares. De 13.556 casos de estas enfermedades no transmisibles, el 86% son hipertensión arterial.

“Es alarmante la cantidad de personas obesas que sufren hipertensión, de 100 obesos la mitad padece de este mal”, acotó Barbero, a tiempo de reiterar que a pesar que los datos del estudio encajan la realidad de Santa Cruz de hace 4 años, se estima que esto haya crecido en cifras en la actualidad.

DATOS

El 76% de las muertes en Latinoamérica es a causa de enfermedades no transmisibles, como ser diabetes y obesidad.

 El infarto de miocardio es el cuadro clínico producido por la muerte de una porción del músculo del corazón que se produce cuando se obstruye completamente una arteria coronaria, su complicación puede generar un paro cardiaco y por ende, la muerte.

 La hipertensión arterial es la fuerza que la sangre ejerce sobre los vasos sanguíneos y viene determinada por dos factores: la cantidad de sangre que tenemos y el grosor de las venas.

Los pacientes diabéticos tienen, en promedio, una presión arterial más elevada que el resto de la población.

Para prevenir, hay que hacer ejercicio y comer bien

Para Susan Acosta, cardióloga, la mejor prevención para los infartos de miocardio es una buena alimentación y actividad física.

Para esta profesional, en Bolivia se come muy mal, considerando las dietas que complican las funciones del organismo.

“El sobre peso, el sedentarismo, diabetes, estrés, alcoholismo, tabaquismo y los antecedentes familiares son las principales causantes para que se produzca un infarto de miocardio”, mencionó Acosta.

El riesgo de padecer un infarto puede evitarse dejando de fumar, llevar una dieta equilibrada, rica en frutas, verduras, legumbres y cereales, hacer ejercicio y evitar las bebidas alcohólicas.

La cardióloga mencionó que el síntomas más comunes de un infarto es el dolor opresivo en el pecho, que a veces se irradia en los brazos y mandíbula, y suele durar entre 10 a 20 minutos.

El Sedes, en su Programa de Enfermedades No Transmisibles armó una campaña donde educa a la población  de cómo alimentarse para evitar las enfermedades cardiovasculares.

La responsable de este programa, Roxana Barbero, indicó que las proteínas y carbohidratos deben servirse en porciones de 1/4 en el plato del almuerzo y las verduras 1/2 más en la porción.

En otros casos informales de posibles infartos, se detectan a los consumidores de viagra y anabólicos.

Fuente: La Estrella del Oriente



 

Blogger news

Blogroll

Most Reading

Tags