Formas de fortalecer tus huesos

viernes, 2 de enero de 2015

Los huesos firmes y fuertes son parte de una vida saludable. Por eso, un mantenimiento adecuado hará conservarlos sanos. Sigue estos consejos.
El ser mujer y la edad son dos factores que conspiran contra la firmeza de tus huesos. Se calcula que una de cada dos mujeres sufrirá algún tipo de fractura relacionada con la osteoporosis al pasar de los cincuenta. Con cantidades adecuadas de calcio, vitamina D y ejercicio, ya tienes la fórmula básica para mantener tus huesos fuertes a pesar de progresar en edad.

Para guiarte en el proceso, te recomendamos: Cuanto antes comiences, mejor. El tejido de los huesos está sometido a un proceso constante de desgaste y regeneración. A los 20 años de edad, por ejemplo, el tejido óseo es capaz de generar más células de las que pierde, pero este proceso regenerativo comienza a hacerse más lento a medida que pasan los años, especialmente al acercarse la menopausia. A partir de este momento, la densidad ósea comienza a disminuir, lo que aumenta las probabilidades de que se desarrolle la osteoporosis. Tu función es no esperar pasivamente a que llegue ese momento.

Toma conciencia de que puedes hacer mucho para evitarlo y hazlo. Consume suficiente calcio. ¿Sabes cuánto necesitas? Si tienes entre 18 y 50 años de edad, la cantidad diaria recomendada es de 1,000 miligramos, que sube a 1,200 miligramos al día a partir de los 50. Lo ideal es consumir el calcio a través de los alimentos. Pero ten cuidado con tomar suplementos de calcio en exceso, ya que pueden causar problemas estomacales, estreñimiento, cálculos y hasta elevar las probabilidades de sufrir un ataque cardíaco. El Instituto de Medicina recomienda que el total de calcio al día, combinando la dieta y la suplementación, no exceda los 2,000 miligramos diarios cuando pases los 50. Al menos tres porciones diarias de alimentos ricos en calcio o fortalecidos con este mineral te ayudarán a obtener la cantidad mínima diaria que necesitas. Las fuentes alimenticias de calcio principales son: productos lácteos, de preferencia bajos en grasa, como la leche y el yogur.


Según la Fundación Nacional de la Osteoporosis, aproximadamente unos cuatro vasos de leche descremada o tres tazas de yogur al día te proporcionan los 1,200 miligramos diarios recomendados. Otras fuentes de calcio son los vegetales de hoja verde, el salmón y las sardinas, los productos de soya como el tofu, o los alimentos fortalecidos con calcio como jugo de naranja y cereales. Para aprovechar todo el calcio de la dieta, reduce el consumo de sal porque su exceso contribuye a la eliminación del calcio a través de la orina. También consume vitamina D, haz ejercicio, limita el consumo de carne y evita el tabaco y alcohol.

Fuente: www.laprensagrafica.com
 

Blogger news

Blogroll

Most Reading

Tags