Proteínas: aliadas y enemigas

viernes, 21 de noviembre de 2014

El consumo de suplementos y una mayor ingesta de carnes suelen ser recomendaciones comunes cuando la intención es tonificar el cuerpo.
Por:  Viviana Mella Sandes
Puerto La Cruz.- Es popular la tendencia de aumentar el consumo de proteínas animales y vegetales, e incluso sintéticas, cuando el objetivo es reducir la grasa corporal y aumentar la masa muscular.

Tonificar es una tarea que, según varios instructores físicos, requiere no sólo de un gran esfuerzo en el gimnasio,  sino también de una dieta baja en carbohidratos y rica en proteínas.


La nutricionista Mignoris de Marenco, quien labora en  Puerto La Cruz, no niega los beneficios posibles de esta práctica -especialmente para disminuir tejido adiposo-, pero alerta sobre las consecuencias que el abuso puede conllevar.

“Normalmente, se trata de menús en los que se restringe el consumo de carbohidratos y eso genera un déficit nutricional. Las proporciones adecuadas de una dieta incluyen entre 10 y 15% de proteínas, 30 y 35% de grasas y 50 o 55% de carbohidratos. Si eliminamos los hidratos de carbono y aumentamos las proteínas vamos a afectar  tres órganos:  hígado,  riñones y  corazón”.

Lo adecuado

Según cifras de la Organización Mundial de la Salud  (OMS), un consumo promedio de 0,8 gramos de proteínas por kilogramo de peso cubre todos los requerimientos nutricionales del adulto normal. Por lo que, por ejemplo, una persona de 60 kilos necesita un mínimo de 48 gramos diarios de este elemento.    

La especialista señala que el problema se presenta cuando estas dietas restrictivas son adoptadas sin la debida orientación profesional.

“Es posible aumentar el consumo de proteínas para favorecer la pérdida de peso, pero en un porcentaje determinado que no exceda los valores adecuados y compensando con el resto de los alimentos lo necesario para cubrir los requerimientos nutritivos”.

De Marenco insiste en que la ingesta de proteínas no favorece por sí sola el aumento de músculo,  sino la pérdida de peso. “Lo que ayuda a que crezca la masa muscular  es el ejercicio”.
Toda dieta debe ser indicada tras una evaluación completa del paciente, según esta  profesional de la salud.

“Deben conocerse los valores de la persona para poder indicar la combinación de alimentos más adecuada. Debemos conocer de sus patologías, si las tiene, para no perjudicarlo. Suelen descuidarse los micronutrientes (minerales y vitaminas) en estas dietas aleatorias. Algo que me recomendó fulana porque le hizo muy bien no tiene por qué servirme a mí, porque mis condiciones y requerimientos son diferentes”.

Consecuencias

Más allá de la pérdida de peso y de masa muscular indicada por De Marenco, son el hígado, los riñones y el corazón los que pueden presentar verdadero daño a consecuencia de una ingesta excesiva de proteínas, bien sea naturales o sintéticas.

“El riñón se pone a trabajar en exceso para eliminar los desechos de las proteínas y puede llegar a generarse cálculo renal o falla general, al igual que en el hígado. A la final se produce una acidosis metabólica y es posible, incluso, que se presente una muerte súbita”.    

La pérdida de calcio, otros minerales y vitaminas, no es el único déficit. “Normalmente,  los menús hiperprotéicos son bajos en fibras y en carbohidratos, lo que genera estreñimiento y falla en la producción de insulina.

También hay riesgo de un aumento en el  colesterol, que llevará a problemas cardiovasculares, especialmente si se abusa de  proteínas animales”.

Sin embargo, una ingesta bien orientada puede conllevar  grandes beneficios. Según estudios de las universidades de Boston, Illinois, John Hopkins y Harvard, en Estados Unidos, no sólo se potencian los resultados del ejercicio, sino que también se disminuye el riesgo a largo plazo de presión arterial alta, se combate el colesterol malo, se tiene mayor saciedad y se obtiene mayor energía.    

Pero todo ello depende del consumo de carnes magras, bajas en grasas y colesterol. Por ello, De Marenco recomienda las aves y el pescado, además de los granos, si no son contraindicados por alguna patología.

Fuente: www.eltiempo.com.ve
 

Blogger news

Blogroll

Most Reading

Tags