No todos los cánceres de mama son iguales

jueves, 13 de noviembre de 2014

Cada paciente debe recibir tratamiento de acuerdo a su diagnóstico individual, otorgado por el especialista.
Claudia ­Patricia Rosa recomienda dirigirse directamente al oncólogo.
 Foto Mariano Macz/s21
Aunque la mayoría de los diagnósticos de cáncer de mama se dan después de los 40 años, hay casos en los que aparecen antes. Claudia Patricia Rosa Ruiz sabe que es así. Ella fue diagnosticada con un cáncer ductal Her 2 Neu positivo a los 34 años.

Hace dos años se detectó unas bolitas en sus senos. Inmediatamente acudió a un ginecólogo. Le hicieron ultrasonidos, pero el médico le dijo que se le iban a deshacer con el tiempo. Sentía dolor y por eso el 15 de octubre del año pasado volvió a hacerse un ultrasonido, con el cual tuvo exactamente los mismos resultados.

A los síntomas iniciales se sumaron el aparecimiento de unas manchas “tipo acné” y el cansancio. Refiere que no soportaba colocarse su ropa interior, por ello decidió acudir a un oncólogo. Al llegar a la consulta el médico le dijo: “no me gusta lo que veo” e inmediatamente le recomendó practicarse una biopsia, de la cual obtuvo la confirmación a sus temores. El 24 de junio recién pasado se sometió a una mastectomía parcial y está por afrontar una serie de ocho quimioterapias, luego vendrán las radioterapias, pero en medio de estas, debido a que se le detectó el factor genético Her 2 Neu, requiere un medicamento sumamente costoso, del cual afirma: “no sé si podré conseguirlo”. 

Factores extras de riesgo

Cuando se detecta un adenocarcinoma ductal se deben hacer exámenes específicos, que son:

- Receptores estrogénicos: que son de progesterona y de estrógenos. Si estos exámenes son positivos los clínicos deben agregar un medicamento que se llama tamoxifeno.

- Prueba del Her2 Neu: Es un gen que si se encuentra a través de una coloración especial, hay que agregarle a esta paciente un nuevo medicamento que es muy caro, cuyo nombre genérico es trastuzumab.

Otros cánceres en el área

En el área de las mamas también pueden presentarse otros cánceres. “La mama está recubierta por piel y por lo que puede haber cáncer de piel. También tiene tejido adiposo, entonces puede haber tumores de este tejido. Además contiene tejido fibroso, donde también se pueden formar tumores. También pueden haber linfomas”.

Aspectos a tomar en cuenta

Entre los factores que los médicos observan para establecer el pronóstico se encuentran: El tamaño del tumor, si este ulcera o no la piel, si está pegado a la costilla. Uno importante son los ganglios linfáticos de la región axilar, porque el tumor tiende a drenar hacia ahí. Entre más ganglios linfáticos haya, desmejora más el pronóstico.

La clasificación

El oncólogo Walter Guerra, del Instituto Nacional contra el Cáncer (Incan), explica que la glándula mamaria tiene dos áreas: los lobulillos (donde se produce la leche) y los conductos (que comunican desde los lobulillos hacia el pezón). De ahí que los cánceres que se presentan en ella son precisamente los lobulillares y los ductales.

- Ductales

El 80% de estos son los llamados adenocarcinomas ductales sin patrón específico, porque no guardan una característica que los pueda identificar. Estos son, según Guerra, los que peor se comportan. Guerra explica que si estos miden menos de dos centímetros y la paciente cumple con ciertos requisitos, como contar con cierto grado de educación, se le puede ofrecer una cirugía conservadora. Si el tumor es mayor se hará una mastectomía radical. En ambos casos puede haber una terapia adyuvante con combinación de quimioterapia y radioterapia, según el caso.

El otro 20% de los ductales son los que se llaman de histología favorable, entre ellos el adenocarcinoma ductal de tipo tubular, o bien diferenciado; los de tipo papilar, cribiforme, medular, musinoso o coloide y los intraductales o in situ. Con estos, los médicos casi siempre hacen una cirugía conservadora. Estas pacientes reciben de consolidación una radioterapia.

- Lobulillares

Si son menores de tres centímetros también se les puede ofrecer a las pacientes un manejo conservador”. De estos son básicamente tres los más frecuentes:

- Adenocarcinoma lobulillar in situ: Que con quitarlo está curada la paciente.
- Adenocarcinoma lobulillar infiltrante: Se caracteriza por unas células que se disponen en filas indias.
- Adenocarcinoma lobulillar en anillo de sello: Desplazan al núcleo hacia un lado y están llenos de moco.


Fuente: www.s21.com.gt 

 

Blogger news

Blogroll

Most Reading

Tags