¿Mamografía o ecografía mamaria? ¿Cuándo hacer cada una?

jueves, 16 de octubre de 2014

Son estudios destinados a mujeres de distintas edades y con diferentes necesidades. Ninguno reemplaza al otro, sino que son complementarios. Una experta del Centro de Diagnóstico Dr. Enrique Rossi nos aclara las dudas más comunes.

El cáncer de mama constituye un importante problema de salud pública. En mujeres es la principal causa de muerte por cáncer en nuestro país. Cada año mueren aproximadamente 5.400 mujeres y se diagnostican más de 18.000 casos nuevos.

El cáncer de mama puede afectar a cualquiera de nosotras. Se estima que 1 de cada 8 a 10 mujeres va a desarrollar esta enfermedad en algún momento de su vida. El factor de riesgo más importante es la edad: la mayoría de los casos se diagnostican después de los 50 años.

Para detectar la enfermedad en forma temprana, existen varios estudios que tenemos a nuestra disposición:

La mamografía

¿Qué es?

Es una radiografía especial de las mamas y sus correspondientes prolongaciones axilares.

¿Para qué sirve?

Constituye el método más confiable y de mayor precisión para la detección temprana del cáncer de mama en mujeres asintomáticas. Ha demostrado reducir la mortalidad por cáncer debido al hallazgo de tumores de pequeño tamaño, cuando aún no son palpables, y las posibilidades de curación son mayores. Es capaz de demostrar la presencia de microcalcificaciones agrupadas, que representan la forma de presentación más frecuente del cáncer de mama en su etapa más precoz.

¿Cuándo hacerla?

Está indicado como screening a partir de los 35 años en pacientes sin antecedentes familiares de cáncer de mama.

La ecografía mamaria

¿Qué es?

Es un método de diagnóstico por imágenes que no usa radiaciones ionizantes, sino que emplea ultrasonido.

¿Para qué sirve?

La ecografía permite diferenciar los nódulos sólidos de los quísticos, algo que no puede hacer la mamografía. Es utilizada, sobre todo, como método de diagnóstico complementario tras la realización de una mamografía.

¿Cuándo hacerla?

Se puede realizar en mujeres antes de los 30 años de edad, en embarazadas o en estado de lactancia, y como complemento de la mamografía en el estudio de la mama densa. Puede ser de utilidad en pacientes que presentan secreciones o implantes de siliconas. También en el seguimiento de lesiones que solo son visibles por ecografía (no por mamografía).

"La mamo" vs. "la eco": ¿Una reemplaza a la otra?

No. En mujeres con mamas densas (muy glandulares), el complemento con ecografía es muy útil y están indicados ambos estudios. O sea, un examen no reemplaza a otro. Ambos se realizan con una frecuencia anual.

Tomosíntesis: la nueva opción

Es una nueva técnica de imagen tridimensional, basada en una modificación de la mamografía digital. Permite obtener cortes milimétricos de la mama y en un futuro reemplazará a la mamografía digital directa.

Las ventajas más importantes de esta herramienta son:

- Mejor contraste y definición de los tejidos superpuestos en mamas densas.
- Mejora la evaluación de masas, en cuanto a bordes, número y alteración del tejido circundante.
- Generó grandes avances en la evaluación del número y extensión de microcalcificaciones.
- Permite discernir entre lesiones cutáneas o glandulares.
- Disminuye la ansiedad generada por los estudios complementarios.


Fuente: www.lt10digital.com.ar


 

Blogger news

Blogroll

Most Reading

Tags