Los trastornos de alimentación podrían empezar en la escuela primaria

viernes, 31 de octubre de 2014

Los trastornos de alimentación pueden empezar antes de la pubertad y podrían estar vinculados con otros problemas de salud mental, según un estudio reciente.

Los investigadores canadienses evaluaron a 215 niños de 8 a 12 años de edad con problemas alimentarios. Más del 15 por ciento de los niños se provocaban vómitos de forma ocasional y aproximadamente el 13 por ciento tenían conductas parecidas a la bulimia. El 52 por ciento de los niños habían sido hospitalizados al menos una vez debido a su problema de alimentación, y el 48 por ciento habían recibido un tratamiento ambulatorio, afirmaron los investigadores.

La bulimia es un trastorno de la alimentación caracterizado por comer y realizar purgas, normalmente mediante el vómito o con laxantes.

“Muchos investigadores creen que la bulimia no aparece hasta la adolescencia, pero nuestros (hallazgos) indican que el problema puede presentarse mucho antes. Es posible que en la actualidad se diagnostique demasiado poco debido a la falta de concienciación y de investigación”, señaló la líder del estudio, Dominique Meilleur, psicóloga clínica y profesora en la Universidad de Montreal, en un comunicado de prensa de la universidad.

Había problemas psiquiátricos en el 36 por ciento de las familias de los niños, y muchos de los niños tenían problemas de salud mental, como trastornos de ansiedad, del estado de ánimo y de la atención, según el estudio.

Casi el 23 por ciento de los niños dijeron que habían sufrido burlas o insultos por su apariencia, según el estudio. Los resultados se presentaron el 7 de octubre en una reunión de la Asociación de Trastornos de la Alimentación de Canadá (Eating Disorders Association of Canada), en Vancouver.
“Para algunos niños, el acoso puede iniciar o reforzar las preocupaciones por la imagen corporal y posiblemente llevar a un cambio en la conducta alimentaria”, dijo Meilleur.

El 95 por ciento de los niños del estudio tenían conductas alimentarias restrictivas, el 69 por ciento estaban preocupados por ganar peso y casi el 47 por ciento se describieron a sí mismos como “gordos”.

“Estas conductas reflejan las manifestaciones clínicas que observamos en los adolescentes y respaldan los hallazgos de que la imagen corporal es objeto de preocupación para algunos niños ya en la escuela primaria”, señaló Meilleur.

Los investigadores también hallaron que los trastornos de alimentación no son un “problema de chicas”.

Los hallazgos plantean preguntas sobre el modo en que los trastornos de la alimentación se desarrollan y se diagnostican, concluyó Meilleur.

Los datos y conclusiones presentados en reuniones por lo general se consideran como preliminares hasta que se publiquen en una revista médica revisada por profesionales.


Artículo por HealthDay, traducido por Hispanicare
FUENTE: University of Montreal, news release, Oct. 13, 2014

HealthDay

El estrés afecta a las mujeres y a los hombres con enfermedades cardiacas de forma distinta, muestra un estudio

jueves, 30 de octubre de 2014

En el estudio participaron 254 hombres y 56 mujeres con una enfermedad cardíaca estable que realizaron tres tareas mentalmente estresantes: una prueba de matemáticas, una prueba de espejo de trazado y una prueba de recuerdos de ira.


El estrés tuvo un mayor impacto sobre la presión arterial y la tasa cardíaca en los hombres, mientras que las mujeres fueron más propensas a experimentar una reducción en el flujo sanguíneo al corazón y una mayor aglomeración de las células sanguíneas asociadas con la formación de coágulos.

Las mujeres también mostraron un aumento más grande en las emociones negativas y un declive más grande en las emociones positivas mientras realizaban las tareas estresantes, según el estudio, que aparece en la edición del 13 de octubre de la revista Journal of the American College of Cardiology.

“La relación entre el estrés mental y la enfermedad cardiovascular es bien conocida”, señaló en un comunicado de prensa de la revista la autora del estudio, la Dra. Zainab Samad, profesora asistente de medicina del Centro Médico de la Universidad de Duke.

“Este estudio reveló que el estrés mental afecta a la salud cardiovascular de hombres y mujeres de forma distinta. Debemos reconocer esta diferencia cuando evaluemos y tratemos a los pacientes de enfermedad cardiovascular”, planteó Samad.

“En este momento, se necesitan más estudios para evaluar la asociación entre las diferencias sexuales en las respuestas cardíacas al estrés mental y los resultados a largo plazo”, añadió´. “Este estudio también subraya lo inadecuadas que son las herramientas de predicción de riesgo disponibles, que actualmente no miden toda una faceta del riesgo: el impacto negativo de las respuestas fisiológicas al estrés psicológico en ambos sexos, y sobre todo en las mujeres”.

Artículo por HealthDay, traducido por Hispanicare
FUENTE: Journal of the American College of Cardiology, news release, Oct. 13, 2014


HealthDay

La obesidad podría acelerar el envejecimiento del hígado

miércoles, 29 de octubre de 2014

El peso de más hace que el hígado envejezca con mayor rapidez, lo que explica potencialmente por qué la obesidad se vincula con enfermedades como el cáncer de hígado y la resistencia a la insulina, sugiere una investigación reciente.


No está claro si este envejecimiento se traduce de forma directa en unos riesgos más altos de ciertas enfermedades. Pero es posible que “las personas cuyo hígado es mucho más viejo de lo esperado se deban hacer más cuidadosamente pruebas de detección de varias enfermedades, aunque logren perder mucho peso”, comentó el autor del estudio, Steve Horvath, profesor de genética humana y bioestadística de la Facultad de Medicina de la Universidad de California, en Los Ángeles.

El envejecimiento epigenético son las tasas de envejecimiento de varios tejidos del cuerpo. “Según el reloj de envejecimiento epigenético, la gran mayoría de tejidos, tipos de células y órganos envejecen al mismo ritmo”, dijo Horvath. Pero esas tasas de envejecimiento pueden diferir de una persona a otra.

“Algunas personas son claramente más viejas que otras. La genética desempeña un papel importante”, explicó Horvath. “Los estudios con gemelos muestran que alrededor del 40 por ciento de la variación en la edad epigenética es genética”.

La meta del nuevo estudio era “comprender por qué envejecemos”, señaló Horvath. “Una forma de abordar esta cuestión es comprender qué factores se relacionan con la edad epigenética de los distintos tejidos humanos. Aunque muchas personas probablemente sospechaban que el exceso de peso envejece al cuerpo, no había una forma objetiva de demostrar dicho efecto”, comentó.

Los investigadores llegaron a sus conclusiones al estudiar 1,190 muestras de tejido humano, que incluían muestras de más de 130 hígados. Hallaron que la edad epigenética del hígado aumentó en 3.3 años por cada 10 unidades de “índice de masa corporal” (IMC). El IMC es una medida de si el peso y la estatura de una persona son proporcionales. 10 unidades se refiere a la diferencia entre unos IMC de, por ejemplo, 35 y 25.

“Supongamos que un hombre mide 5 pies y 8 pulgadas (1.72 metros) y pesa 130 libras (59 kilos). Ese hombre delgado tendría un IMC de 20″, apuntó Horvath. “Comparémoslo con un hombre de la misma edad y estatura que pese 230 libras (casi 105 kilos). El hígado de ese hombre, que tiene un IMC de 35, probablemente sea cinco años más viejo que el del hombre delgado”.

Los investigadores hallaron que la cirugía para perder peso no tuvo ningún efecto sobre la edad del hígado. Pero el estudio solo observó a las cirugías en los nueve meses anteriores, anotó Horvath.

Los investigadores no saben de qué forma el exceso de peso podría afectar al hígado, pero hallaron algunas pistas. “Hallamos un efecto adverso muy potente sobre el tejido del hígado, pero no hallamos ningún efecto en la grasa, el músculo ni la sangre”, dijo Horvath.

Aunque se halló una asociación entre la obesidad y un envejecimiento acelerado del hígado, no se probó causalidad.

El Dr. Trygve Tollefsbol, director del Centro de Cultivos de Senescencia Celular de la Universidad de Alabama, en Birmingham, dijo que el estudio “provee una forma exclusiva de observar el envejecimiento no solo en términos del envejecimiento del hígado, sino también en términos del envejecimiento epigenético”. Los hallazgos son importantes porque un hígado que envejezca con mayor rapidez hace que una persona sea más propensa a contraer cáncer, añadió Tollefsbol.

Horvath dijo que el próximo paso para la investigación es comprender si las tasas de envejecimiento epigenético ayudarán a los médicos a diagnosticar enfermedades en las personas obesas, o al menos a determinar respecto a cuáles enfermedades se les debe vigilar. “En última instancia, esta línea de investigación podría conducir a intervenciones terapéuticas que no solo mantengan al hígado joven, sino también al resto del cuerpo”, planteó.

El estudio aparece en la edición del 13 al 17 de octubre de la revista Proceedings of the National Academy of Sciences.

Artículo por HealthDay, traducido por Hispanicare

FUENTES: Steve Horvath, Ph.D., professor, human genetics & biostatistics, University of California at Los Angeles School of Public Health; Trygve Tollefsbol, Ph.D., D.O., professor, biology, and director, Cell Senescence Culture Facility, University of Alabama at Birmingham; Oct. 13, 2014,Proceedings of the National Academy of Sciences, online


HealthDay

¿Qué debe saber sobre el cáncer de seno?

viernes, 24 de octubre de 2014

Por: Tatiana Ferrin
Con la prevención del cáncer, se reduce el número de casos nuevos en un grupo o población. Para prevenir el inicio de cánceres nuevos, los científicos analizan los factores de riesgo y los de protección.


El cáncer de mama es una enfermedad por la que se forman células malignas (cancerosas) en los tejidos de la mama. Éste es el segundo tipo de cáncer más común en las mujeres estadounidenses.

Las mujeres en Estados Unidos presentan cáncer de mama con más frecuencia que cualquier otro tipo de cáncer, a excepción del cáncer de piel. Asimismo, es la segunda causa de muerte por cáncer en las mujeres estadounidenses, después del cáncer de pulmón. 

Evitar los factores de riesgo del cáncer, como fumar, tener sobrepeso y no practicar ejercicios puede ayudar a prevenir ciertos tipos de cáncer. Aumentar los factores de protección, como dejar de fumar, seguir un régimen de alimentación saludable y hacer ejercicios, también puede ayudar a prevenir algunos tipos de cáncer. 

Factores como el embarazo tardío, el tratamiento de reemplazo hormonal o la exposición a la radiación, son factores que aumentan el riesgo de tener cáncer de seno. La obesidad, el consumo de alcohol y el riesgo hereditario, también se cuentan entre los factores.

Por otra parte, el ejercicio, la mastectomía profiláctica, la extirpación de ambos ovarios cuando no hay signos de cáncer, por ejemplo, pueden ayudar a disminuir el riesgo de sufrir cáncer de mama.

Asimismo, se comprobó que los siguientes aspectos no son factores de riesgo para el cáncer de mama o se desconocen sus efectos en el cáncer de mama: aborto, anticonceptivos orales, ambiente, alimentación, consumo activo y pasivo de cigarrillos, medicamentos para disminuir el colesterol.

De acuerdo al Instituto Nacional del Cáncer, los ensayos clínicos de prevención del cáncer se utilizan para estudiar maneras de reducir el riesgo de ciertos tipos de cáncer. Algunos ensayos de prevención del cáncer se realizan con personas sanas que no han tenido cáncer, pero que tienen un riesgo mayor de tenerlo. Otros, se realizan con personas que tuvieron cáncer y están intentando prevenir otro del mismo tipo, o disminuir las probabilidades de presentar un tipo nuevo. También están los que se realizan con voluntarios sanos de quienes no se conoce ningún factor de riesgo de cáncer.

El propósito de algunos ensayos clínicos de prevención del cáncer es determinar si las acciones que toman las personas pueden prevenirlo, como hacer más ejercicio, dejar de fumar o tomar ciertos medicamentos, vitaminas, minerales o complementos alimentarios.


Hay nuevas maneras de prevenir el cáncer de mama que se estudian en ensayos clínicos. En muchas partes del país se realizan ensayos clínicos.



Estos son los mejores alimentos preventivos contra el cáncer de mama

jueves, 23 de octubre de 2014

Un dato para tomar consciencia: de acuerdo al último informe  de International Agency for Research on Cancer, el 25% de las todas mujeres que padecen cáncer están afectadas por el cáncer de mama.


Además, la incidencia del cáncer se ha incrementado en más del 20% desde 2008, aumentando también su mortalidad en un 14%.

Al respecto el especialista Luis Prieto de Nutrición Especializada compartió a Publimetro la siguiente información:
"Es muy conocida la asociación entre el cáncer y la nutrición. De hecho, se estima que existe un 50% de relación entre la alimentación y el cáncer de mama, de acuerdo al Centro de Nutrición del Cáncer Carolyn”.
Según el Instituto Nacional de Cáncer en México, una de las recomendaciones más importantes es aumentar la ingesta de frutas y verduras, además de granos enteros.

Se sabe que frutas, verduras y granos enteros, contienen fitoquímicos con antioxidante, antiestrógeno y propiedades quimiopreventivas que pueden prevenir el cáncer. Se recomiendan cinco o más porciones de frutas y verduras al día. Las verduras crucíferas (brócoli, coliflor, col rizada, repollo y coles de Bruselas) son especialmente ricas en fitoquímicos.

Los granos integrales  son alimentos no procesados que son altos en hidratos de carbono complejos, fibra, vitaminas, minerales y fitoquímicos. La ingesta de contenido alto de fibra puede tener beneficios en los cambios hormonales de cáncer de mama y otros cánceres dependientes de hormonas. La ingesta de fibra diaria debe ser de 25 a 35 gramos de fibra insoluble y soluble.

Algunos alimentos que pueden ser de utilidad son los siguientes:
  •  Granos: Trigo, centeno, avena, arroz, maíz, trigo y cebada.
  •  Vegetales de hojas verdes: Lechuga, espinacas, acelgas, endivias, hojas de remolacha y lechuga romana.
Fuente: www.publimetro.cl

Mujeres desconocen síntomas del cáncer de mama

martes, 21 de octubre de 2014

Según un nuevo estudio global realizado por el área dedicada a los cuidados de la salud de General Electric, GE Healthcare, menos de la mitad de las mujeres conoce con propiedad los signos y síntomas más comunes del cáncer de mama y 3 de cada 4 personas desconocen que el tejido mamario denso aumenta el riesgo de desarrollar este tipo de cáncer.

Fueron encuestadas 10.000 mujeres adultas en 10 países.

En la encuesta "Valor del Conocimiento”, realizada a 10.000 mujeres adultas en 10 países, destacó una importante falta de conciencia sobre el riesgo del cáncer de mama asociado con un tejido mamario denso. Las mujeres con esta condición tienen de 4 a 5 veces más probabilidad de desarrollar cáncer de mama, sin embargo, sólo 1 de cada 5 personas en el mundo han visto, oído o leído sobre el tema, en los últimos 6 meses.

“Si una mujer sabe que tiene tejido mamario denso, es importante que hable con su médico acerca del riesgo y las opciones para una mayor proyección de imagen y gestión,” dijo Susan Brown, Directora Ejecutiva de Educación de Salud y Ciencia para Susan G. Komen®,la organización de cáncer de mama más grande a nivel global. “Las acciones como la legislación nacional pendiente en los Estados Unidos, que exige a los médicos informar a sus pacientes si tienen tejido mamario denso – y los riesgos relacionados – ayudará en el procesos de seguir educando y capacitando a las mujeres sobre la salud de sus senos”.

Tejido mamario denso: un factor de riesgo

El seno se compone de grasa y tejido mamario. Algunas mujeres tienen más grasa que tejido mamario, mientras que otras tienen más tejido mamario que grasa. El tejido mamario denso, que es común y se encuentra en el 40% de las mujeres, se compone de menos grasa y más tejido conectivo.
"Los resultados de esta investigación subraya la oportunidad de fomentar el conocimiento del tejido mamario denso y empoderar a las mujeres a tomar un papel activo en la salud de sus senos”, indicó el Dr. Jessie Jacobs, Director Médico de Salud Mamaria, GE Healthcare. "Aunque la importancia de la detección del cáncer de mama es bien conocida, este estudio sugiere que el tejido mamario denso, un factor de riesgo relevante, no es ampliamente entendido”.

Como datos relevantes, las encuestadas, en Estados Unidos, el Reino Unido, Australia y Japón son menos conscientes de los vínculos entre el tejido mamario denso y un mayor riesgo de cáncer de mama (19%, 9%, 13% y 2% respectivamente). Las encuestadas en Indonesia, Rusia y China son mucho más conscientes de la relación entre el cáncer de mama y el tejido mamario denso (58%, 60%, 34%, respectivamente).

Los datos del estudio de GE Healthcare, también demostraron que las encuestadas en China, Rusia e Indonesia presentan el índice más alto con respecto al acceso a cobertura mediática sobre el tejido mamario denso en los últimos 6 meses (37%; 32% y 44%, respectivamente). Por tanto, Japón, EE.UU., el Reino Unido y Australia incluyeron niveles muy bajos de atención de los medios durante el mismo período de tiempo sobre los riesgos de tejido mamario denso.

Desconocimiento de los síntomas

La investigación también sondeó el conocimiento de los síntomas del cáncer de mama común. Si bien la mayoría reconoce un bulto en la mama (71%) o un bulto en la axila (61%) como síntomas, menos de la mitad de las encuestadas pudieron identificar otros síntomas comunes, incluyendo secreción de las mamas, cambios en la mama o el pezón, formación de hoyuelos en la piel o sarpullido.

"A medida que continuamos avanzando en la concientización del cáncer de mama, siempre es fundamental reforzar la información básica sobre la enfermedad", expresó el Dr. Connie Lehman, Profesor, Vicepresidente y Jefe de la Sección de Breast Imaging en la Universidad de Washington, en el departamento de Radiología. "La comprensión de todos los síntomas del cáncer de mama es fundamental para apoyar la detección temprana de la enfermedad.”

Mamografía Digital moderna

Más de la mitad de las mujeres entiende correctamente que el tejido mamario denso puede ser identificado a través de una mamografía de rutina, pero esto quiere decir que casi la mitad también considera incorrectamente que el tejido mamario denso puede ser identificado a través de auto-exámenes regulares en busca de bultos e irregularidades. "De las mujeres que son conscientes del tejido mamario denso, todavía presentan confusión en cuanto a la detección suplementaria", expresó el Dr. Jacobs. "Creemos que se necesita más información en cuanto al tejido mamario denso y otros factores de riesgo para que las mujeres puedan tener pláticas con sus médicos acerca de su perfil de riesgo individual y el control de su salud.”

“Ya que tanto el tejido mamario denso como el cáncer pueden aparecer como un bulto blanco en una mamografía, el cáncer se puede esconder detrás del tejido denso”, mencionó el Dr. Lehman. “Sabemos que la mamografía digital moderna tiene un mejor desempeño en mujeres con tejido mamario denso, comparado con los métodos anteriores para este tipo de estudio. Una importante investigación se ha realizado para determinar si otras tecnologías, tales como la tomosíntesis, ultrasonido o resonancia magnética pueden ser benéficas para cierto grupo de mujeres.”

El estudio global de GE Healthcare busca apoyar el Mes de la Concienciación sobre el Cáncer de Mama, (BCAM - Breast Cancer Awareness Month), una campaña de salud internacional anual, organizada por las principales asociaciones de cáncer de mama y realizada cada octubre para incrementar la conciencia de la enfermedad y recaudar fondos para la investigación de sus causas, prevención, diagnóstico, tratamiento y cura. La campaña también ofrece información y apoyo a las afectadas por el cáncer de mama.

Datos sobre el cáncer de mama

1. El cáncer de mama es el cáncer más común en mujeres de todo el mundo – países desarrollados y en desarrollo. La Organización Mundial de la Salud calcula que más de medio millón de mujeres murieron en 2011 a causa de cáncer de mama y en los países menos desarrollados ocurrió más de la mitad de muertes.

2. Los factores de riesgo de cáncer de mama incluyen la predisposición genética, antecedentes familiares, la edad, la raza y el origen étnico, antecedentes personales y ciertas condiciones benignas del seno como la fibrosis. Otro factor de riesgo significativo es el tejido mamario denso, que puede aumentar el riesgo de cáncer en cuatro a cinco veces.

3. Los signos y síntomas van desde los más conocidos, incluyendo el dolor, un bulto palpable o tejido engrosado, hasta síntomas menos conocidos como la secreción del pezón, cambio en la forma o tamaño de los senos, cambios en el aspecto del pezón, hoyuelos en la piel de la mama o una erupción en o alrededor del pezón.

4. Las medidas preventivas incluyen: conocer sus factores de riesgo, la realización de autoexámenes mensuales, someterse a evaluación de acuerdo a las recomendaciones de su médico y el cuidado general de la salud incluyendo la dieta y el ejercicio. Usted puede identificar si tiene tejido mamario denso a través de una mamografía y conversaciones con un médico. La mamografía tiene una visibilidad realmente limitada en la detección de cáncer en mujeres con tejido mamario denso, los métodos de detección adicionales, como la ecografía, también pueden mejorar la probabilidad de detectar el cáncer.

5. La educación acerca de las recomendaciones de examen para detección de cáncer de mama es fundamental para saber cuándo debe hablar con su médico y formar parte de un plan de bienestar general.


Fuente: www.el-carabobeno.com


Cáncer durante el embarazo: ¿existe un tratamiento seguro?

lunes, 20 de octubre de 2014

Los tratamientos del cáncer en el embarazo son seguros para los hijos, según dos estudios de tamaño reducido.


El Horizonte - Los niños cuyas madres se someten a quimioterapia y radioterapia para el cáncer durante el embarazo no tienen un riesgo más alto de sufrir problemas en el desarrollo de la mente ni cardíacos, según dos estudios pequeños recientes.

Algunos médicos son reticentes a administrar estos tratamientos a las mujeres embarazadas debido a las preocupaciones existentes sobre el impacto potencial que las terapias podrían tener sobre los hijos, según los autores del estudio.

En un estudio, los investigadores evaluaron a 38 niños (con una edad media de 2 años) de madres que se sometieron a quimioterapia durante el embarazo y descubrieron que los niños tenían un desarrollo mental y un funcionamiento cardíaco normales.

"Cuando se administra la quimioterapia después del primer trimestre del embarazo, no podemos discernir ningún problema en los niños", dijo el autor del estudio, el Dr. Frederic Amant, de los Hospitales Universitarios de Lovaina, en Bélgica, en un comunicado de prensa de la Sociedad Europea de Oncología Médica (European Society for Medical Oncology).

"El miedo a los riesgos de la administración de la quimioterapia no debería ser una razón para poner fin al embarazo, retrasar el tratamiento del cáncer para la madre ni para dar a luz al bebé de manera prematura", añadió Amant.

En un segundo estudio, Amant y sus colaboradores observaron a 16 niños y 10 adultos cuyas madres se sometieron a radioterapia durante el embarazo. Los participantes presentaban un desarrollo mental, conductual y una salud general normales.

Los estudios fueron presentados esta semana en la reunión de la Sociedad Europea de Oncología Médica en Madrid. Las investigaciones presentadas en reuniones se deben considerar como preliminares hasta que se publiquen en una revista médica revisada por profesionales.

Los hallazgos deberían ayudar a los médicos y a las mujeres embarazadas con cáncer a tomar decisiones en una situación difícil, indicó Amant.


Artículo por HealthDay, traducido por Hispanicare 

Conoce cómo prevenir el cáncer de estómago

viernes, 17 de octubre de 2014

Será fundamental una alimentación rica en frutas y verduras


Por: Maritza Llanos V.

 Este mal es la primera causa de mortalidad por cáncer en nuestro país debido a que más del 90% de los casos son detectados en etapa avanzada, ahí radica la importancia de su prevención.

“En sus inicios, el cáncer de estómago no da síntomas específicos. Incluso si hay alguna molestia, como dolor abdominal, náuseas o vómitos, puede confundirse con otra enfermedad digestiva”, explicó el Dr. Néstor Juárez Herrera, oncólogo de la Liga Contra el Cáncer.

Factores de riesgo

 Los factores que condicionan esta enfermedad son:
  1. Padecer de gastritis crónica atrófica.
  2. Estar infectado con la bacteria Helicobacter pylori.
  3. Consumir tabaco y abusar de la carne roja salada (charqui o cecina) y ahumada (a la parrilla).
  4. Llevar una alimentación poco saludable.

Según el médico, la gastritis común solo puede convertirse en cáncer de estómago si es producida por la bacteria Helicobacter pylori.

Formas de prevención

  1. Ten una dieta balanceada, rica en frutas y verduras. 
  2. Evita la bacteria lavando bien los alimentos. Puedes echar lejía al agua, son tres gotitas por cada litro. También toma agua potable y hervida. No cruda.
  3. A partir de los 40 años, si no tienes molestias, realízate chequeos preventivos como la endoscopía digestiva) y, ante algún síntoma, no te automediques.






¿Mamografía o ecografía mamaria? ¿Cuándo hacer cada una?

jueves, 16 de octubre de 2014

Son estudios destinados a mujeres de distintas edades y con diferentes necesidades. Ninguno reemplaza al otro, sino que son complementarios. Una experta del Centro de Diagnóstico Dr. Enrique Rossi nos aclara las dudas más comunes.

El cáncer de mama constituye un importante problema de salud pública. En mujeres es la principal causa de muerte por cáncer en nuestro país. Cada año mueren aproximadamente 5.400 mujeres y se diagnostican más de 18.000 casos nuevos.

El cáncer de mama puede afectar a cualquiera de nosotras. Se estima que 1 de cada 8 a 10 mujeres va a desarrollar esta enfermedad en algún momento de su vida. El factor de riesgo más importante es la edad: la mayoría de los casos se diagnostican después de los 50 años.

Para detectar la enfermedad en forma temprana, existen varios estudios que tenemos a nuestra disposición:

La mamografía

¿Qué es?

Es una radiografía especial de las mamas y sus correspondientes prolongaciones axilares.

¿Para qué sirve?

Constituye el método más confiable y de mayor precisión para la detección temprana del cáncer de mama en mujeres asintomáticas. Ha demostrado reducir la mortalidad por cáncer debido al hallazgo de tumores de pequeño tamaño, cuando aún no son palpables, y las posibilidades de curación son mayores. Es capaz de demostrar la presencia de microcalcificaciones agrupadas, que representan la forma de presentación más frecuente del cáncer de mama en su etapa más precoz.

¿Cuándo hacerla?

Está indicado como screening a partir de los 35 años en pacientes sin antecedentes familiares de cáncer de mama.

La ecografía mamaria

¿Qué es?

Es un método de diagnóstico por imágenes que no usa radiaciones ionizantes, sino que emplea ultrasonido.

¿Para qué sirve?

La ecografía permite diferenciar los nódulos sólidos de los quísticos, algo que no puede hacer la mamografía. Es utilizada, sobre todo, como método de diagnóstico complementario tras la realización de una mamografía.

¿Cuándo hacerla?

Se puede realizar en mujeres antes de los 30 años de edad, en embarazadas o en estado de lactancia, y como complemento de la mamografía en el estudio de la mama densa. Puede ser de utilidad en pacientes que presentan secreciones o implantes de siliconas. También en el seguimiento de lesiones que solo son visibles por ecografía (no por mamografía).

"La mamo" vs. "la eco": ¿Una reemplaza a la otra?

No. En mujeres con mamas densas (muy glandulares), el complemento con ecografía es muy útil y están indicados ambos estudios. O sea, un examen no reemplaza a otro. Ambos se realizan con una frecuencia anual.

Tomosíntesis: la nueva opción

Es una nueva técnica de imagen tridimensional, basada en una modificación de la mamografía digital. Permite obtener cortes milimétricos de la mama y en un futuro reemplazará a la mamografía digital directa.

Las ventajas más importantes de esta herramienta son:

- Mejor contraste y definición de los tejidos superpuestos en mamas densas.
- Mejora la evaluación de masas, en cuanto a bordes, número y alteración del tejido circundante.
- Generó grandes avances en la evaluación del número y extensión de microcalcificaciones.
- Permite discernir entre lesiones cutáneas o glandulares.
- Disminuye la ansiedad generada por los estudios complementarios.


Fuente: www.lt10digital.com.ar


El cáncer testicular aumenta marcadamente entre los hispanos jóvenes, halla un estudio

Las tasas de cáncer testicular han aumentado marcadamente entre los estadounidenses hispanos jóvenes en los últimos años, pero no entre los jóvenes blancos, halla un estudio reciente.


Históricamente, los hombres blancos han tenido la tasa más alta de cáncer testicular de todos los grupos raciales y étnicos en Estados Unidos. Pero si la tendencia actual continúa, la tasa de cáncer testicular entre los hispanos superará a la de los blancos en unos cuantos años, anotaron los autores del estudio.

Los investigadores analizaron datos del Instituto Nacional del Cáncer, recolectados entre 1992 y 2010, y hallaron que la incidencia anual de cáncer testicular entre los hispanos de 15 a 39 años de edad aumentó en un 58 por ciento en ese periodo, de unos 7 casos a más de 11 casos por cada 100,000.

Las tasas de cáncer testicular entre los blancos en el mismo grupo de edad aumentaron en un 7 por ciento, de 12.4 a poco más de 13 casos por cada 100,000 en el mismo período, según el estudio, que aparece en la edición en línea del 14 de julio de la revista Cancer.

“Los estadounidenses hispanos conforman el grupo étnico de más rápido crecimiento en Estados Unidos. Hasta hace poco, los datos sobre la incidencia del cáncer en esta población habían sido demasiado escasos como para analizar con precisión las tendencias en el cáncer testicular entre los hombres hispanos”, señaló en un comunicado de prensa de la revista la autora del estudio, la Dra. Rebecca Johnson, del Hospital Pediátrico de Seattle.

“Se proyecta que la tasa creciente de cáncer testicular en los adolescentes y adultos jóvenes hispanos, en combinación con la rápida expansión de la población hispana en EE. UU., tendrá un impacto mensurable en el sistema de atención sanitaria de Estados Unidos”, añadió.

Los hallazgos muestran una necesidad de concienciación sobre el creciente riesgo de cáncer testicular entre los adolescentes y los adultos jóvenes hispanos, y de más investigación para informarse más sobre los motivos de esa tendencia, apuntaron los autores del estudio.

El cáncer testicular es uno de los cánceres más comúnmente diagnosticados en los hombres adolescentes y adultos jóvenes, y también uno de los más tratables.

Artículo por HealthDay, traducido por Hispanicare

FUENTE: Cancer, news release, July 14, 2014
HealthDay

El cáncer de ovario se puede detectar durante la citología

miércoles, 15 de octubre de 2014

Por: Johana Reyes

El cáncer de ovario es una enfermedad que no se puede identificar en primeras etapas, ya que cuando una mujer sufre de ese problema no presenta ningún síntoma.


El ginecólogo y oncólogo José Palomo comenta que ese tipo de cáncer no es fácil de detectar, pero durante la citología vaginal se debe hacer un examen pélvico que indique una sospecha y luego someterse a otros estudios.

José Palomo contesta varias interrogantes sobre esa enfermedad

¿Qué es el cáncer de ovario?
El cáncer epitelial de ovarios es una enfermedad por la que se forman células malignas (cancerosas) en el tejido que cubre el ovario.

¿Qué factores son un riesgo para desarrollar este tipo de cáncer?

Un factor de riesgo es cualquier cosa que cambia su probabilidad de padecer una enfermedad
Edad: El riesgo de padecer cáncer de ovario aumenta con la edad
Obesidad: En general, parece que las mujeres obesas (aquellas con un índice de masa corporal de al menos 30) tienen un mayor riesgo de cáncer de ovario.

Medicamentos para la fertilidad:

En algunos estudios, los investigadores han encontrado que el uso del medicamento para la fertilidad citrato de clomifeno por más de un año, puede aumentar el riesgo de tumores ováricos.

Antecedentes familiares de cáncer de ovario, del seno o cáncer colorrectal

Antecedentes personales de cáncer de seno: Si ha tenido cáncer de seno, puede que también tenga un mayor riesgo de cáncer de ovario
Talco: Se ha sugerido que el polvo de talco aplicado directamente al área genital o en servilletas sanitarias pudiera ser carcinogénico.

¿Cuáles son los síntomas?

El cáncer de ovario en estadio temprano puede no causar síntoma alguno. Cuando los síntomas aparecen, el cáncer de ovario a menudo se encuentra avanzado.
Los síntomas del cáncer de ovario pueden ser los siguientes: dolor o hinchazón en el abdomen.
Dolor en la pelvis.
Problemas gastrointestinales tales como gases, flatulencia o estreñimiento.

¿A qué edades se presenta?

El riesgo de sufrir un cáncer de ovario aumenta con la edad y principalmente después de la menopausia.
Aunque algunas mujeres de 20 o 30 años de edad pueden padecer un cáncer de ovario, el riesgo en estas edades es bajo.
La gran mayoría de los casos se diagnostican por encima de los 45 años, siendo la edad media de diagnóstico de 61-63 años.

¿Cómo se puede identificar ese tipo de cáncer?

Se pueden utilizar las siguientes pruebas y procedimientos: examen pélvico. Debe de realizarse cada vez que se realice la citología.

Además ecografía abdominal, ultrasonido transvaginal y ensayo de CA-125.

También se usa la exploración por TC; Exploración con tomografía por emisión de positrones, TEP; Imágenes por resonancia magnética, IRM; radiografía del tórax y biopsia.

¿Qué tratamiento debe seguirse?

El tratamiento dependerá en cada caso del tipo de cáncer, del estadio en el que se encuentre la enfermedad y del estado general de la paciente.

1.-Cirugía: La cirugía puede ser de dos tipos:

a.- Conservadora: Cuando la mujer es joven, el estadio es muy precoz y desea tener hijos, puede valorarse el extirpar solamente el ovario que presenta el tumor.

b.-Citorreductora: Se realiza en los estadios avanzados de la enfermedad. Su finalidad es extirpar la mayor cantidad posible de tumor y no dejar ninguna masa que mida más de 1cm.

2.-Quimioterapia: La quimioterapia consiste en el uso de fármacos o productos químicos para destruir el cáncer.

Fuente: www.guiamedica.hn

La falta de sueño puede causar aumento de peso

La falta de sueño puede ser la culpable de esas libras de más. Al mismo tiempo, el aumento de peso y la obesidad pueden producir falta de sueño o trastornos del sueño potencialmente letales como la apnea obstructiva del sueño, un problema causado cuando los músculos en la parte de atrás de la garganta no pueden mantener abiertas las vías respiratorias. Esto provoca que se detenga la respiración repetidamente durante el sueño interrumpiendo el tan necesario sueño reparador profundo REM.


Es un círculo vicioso pero hay razones médicas para este fenómeno, y también remedios.

“Hay dos hormonas importantes relacionadas al peso y al sueño”, explica el Dr. Timothy Grant, director médico del Centro del Sueño Baptist en Sunset. “Una es la grelina, una hormona que aumenta el apetito, le dice qué comer. Y está la leptina que está asociada con la saciedad, le indica cuando ha comido lo suficiente”.

Cuando hay falta de sueño, estas hormonas descontrolan el metabolismo del cuerpo. La grenila estimula: Imagínese dejar pegado el pedal de la gasolina. Al mismo tiempo, se reduce la leptina, que es la que indica al cuerpo cuándo parar. La combinación de aumneto de grelina y disminución de leptina significa produce aumento de peso. El ciclo es frustrante y peligroso e impacta tanto a los adultos como a los niños.

Comenta Grant que, además de la obesidad y los cambios hormonales, la falta de sueño puede aumentar la presión sanguínea, producir depresión y letargo, confusión, irritabilidad, enfermedades del corazón, diabetes, accidentes cerebrovasculares y hasta cáncer. La apnea del sueño puede aumentar la presión sanguínea durante el día y, en casos extremos, ser un factor letal como en los casos de los actores John Candy ( Uncle Buck) y Divine ( Hairspray), Grateful Dead, el guitarrista Jerry García y del jugador del salón de la fama de la Liga Nacional de Fútbol, Reggie White.

Se cree que más de 40 millones de estadounidenses no obtienen las siete u ocho horas de buen sueño recomendadas para cada noche. Las personas que sufren privación del sueño, pueden estar muy cansados para hacer ejercicio durante el día y ayudar a contrarrestar los cambios hormonales. Estos cambios fisiológicos los llevan a “atracarse” de comidas altas en grasa, sal o carbohidratos “malos”.
Grant cita la nueva etiqueta, “jet lag social” o desfase de horario social, relacionado a la privación de sueño y que es similar a viajar a través de zonas de tiempo que pueden interrumpir los ritmos internos.

“Todos solemos tener un patrón de sueño durante la semana diferente al de los fines de semana. Esto es típico en los adolescentes y estudiantes universitarios que salen por la noche los fines de semana hasta horas en la madrugada y luego se levantan a las dos de la tarde. La falta de sueño no se puede compensar. Realmente causa estragos en su sistema interno”, dice Grant.

Un estudio reciente de la Universidad de Wisconsin, observó los niveles de hormonas relacionados a la privación del sueño en 1,000 voluntarios. Los participantes que obtenían menos de las ocho o nueve horas de sueño recomendadas para las noches, tenían niveles más bajos de leptina por lo que se sentían menos llenos, y niveles más altos de grelina, así que ganaban más peso, resultados que confirman lo que los científicos ya conocen sobre los efectos perjudiciales de la falta de sueño.

Grant también cita un estudio del 2013 sobre cómo la privación del sueño también obliga al cerebro a enviar señales para comer exactamente los mismos tipos de comida, dulces y grasosas, y que producen el mayor aumento de peso.

Para este estudio, publicado en la revista Neuropsychopharmacology, los investigadores de Wisconsin privaron del sueño a ratas haciéndolas caminar en una máquina de correr en momentos en que normalmente estarían durmiendo, interrumpiendo así sus patrones regulares del sueño. Los investigadores compararon las ratas con roedores que hicieron la misma cantidad de ejercicio pero durante los horarios regulares de estar despiertos y alimentaron a las ratas hambrientas con una dieta reducida.

Solo las ratas privadas del sueño mostraron una respuesta contundente en la parte del cerebro que regula los efectos de las recompensas naturales y las drogas abusivas. Esto disparaba los opiáceos que “tienden a magnificar los placeres de comer comida basura, incluyendo dulces y comidas altas en grasa”, dice el autor principal, Dr. Brian Baldo, en el informe de la Universidad de Wisconsin. Estas ratas ganaron dos y medio veces más peso que las otras.

En un reciente estudio de Massachusetts General Hospital for Children y publicado en Pediatrics en el mes de mayo, se encontraron los mismos resultados entre niños. Los niños privados del sueño eran 2.5 veces más propensos a estar obesos que aquellos que dormían un poco menos de nueve horas para niños entre las edades de cinco a siete años, diez horas para niños entre tres y cuatro, y 12 para los primeros dos años. Los cambios hormonales en grelina y leptina fueron los mismos que en los adultos, pero bolsillos de grasa que se depositan en los niños pueden producir aumento de peso y dificultades para perderlo durante toda su vida. “Hay una clara asociación que se puede observar en los niños, una relación lineal entre la falta del sueño y la obesidad”, coincide el Dr. Jesse Reeves-García, director de la División de Gastroenterología y Nutrición del Miami Children’s Hospital y quien no estuvo involucrado en el estudio de Massachusetts.

“El problema se triplica”, dice Reeves-García. “Con la pérdida del sueño se cansan y disminuyen la actividad. Diferentes hormonas aumentan el hambre y gastan energía en una forma poco prudente. Están despiertos más tiempo y comen mucho, y lo que comen es malo. Eso lleva a mayor obesidad, y la peor parte es que la obesidad produce apnea del sueño que a su vez conduce a un sueño menos reparador”.

Los niños también presentan hígado graso lo que se puede desarrollar en cirrosis. “Los números asustan: un 32 por ciento de los niños en Estados Unidos en el 2011 estaban sobrepeso; un 17 por ciento estaban obesos y extremadamente obesos entre el cuatro y el ocho por ciento. Y estos números van en aumento”, dice Reeves-García.

Los resultados de estos estudios sugieren que interrumpir el reloj interno natural puede producir aumento de peso. Comer comida grasosa y pesada, que toma más tiempo de digerir, alterará los patrones del sueño. “Mientras más pesada la comida que ingiera tarde en la noche, peor será para su salud”, dice Grant.

Entonces, ¿qué hacer?

La cirugía es una opción para cambiar la forma de la quijada o cortar el tejido blando, como la úvula o campanilla, que se interpone en la respiración durante el sueño. Pero la cirugía, generalmente, no es efectiva para la mayoría de los pacientes que sufren de apnea del sueño, dice la Dra. Belén Esparis, directora médica del Centro de Trastornos del Sueño del Centro Médico Mount Sinai. “Solo un 40 por ciento de estas personas tendrán mejoría, no significa que se curarán de la apnea. Se mejoran. Pero no se curan”.

Muchos pacientes serán referidos a un centro del sueño como los que hay en Baptist, Mount Sinai y la Universidad de Miami. Estos centros de atención ambulatoria ofrecen tratamientos para la apnea del sueño, la narcolepsia, el insomnio, el síndrome de la pierna inquieta, las alteraciones del ritmo circadiano, los trastornos de comportamiento REM y otros problemas relacionados al sueño.

Luego de recibir un referido del médico, los pacientes se inscriben en el centro del sueño, como en un hotel, para la estadía de una noche. Los pacientes son conectados a computadoras a través de cables y almohadillas que examinan áreas como la respiración, el oxígeno en sangre y el movimiento de las extremidades durante el sueño. Los técnicos analizan los resultados y se formula un plan de tratamiento.

A menudo se recomienda una máscara CPAP (presión positiva continua en vía aérea), que es un dispositivo portátil que envía dosis medidas de aire a las vías respiratorias para mantenerlas abiertas. “Cada vez son más livianos y más pequeños. Han evolucionado mucho en los últimos diez años”, dice Esparis.

La disciplina puede mejorar mucho la salud relacionada al sueño. Trate de mantener una dieta adecuada, haga ejercicios regularmente, establezca una rutina a la hora de acostarse (por ejemplo, apagar todos los dispositivos electrónicos una hora antes de dormir y limitar el uso de la televisión y el video para los niños).

“Para los pacientes obesos, también se recomienda la pérdida de peso”, dice Esparis. “He tenido pacientes que han perdido una cantidad significativa de peso y eso ha tenido un efecto curativo por lo que no han necesitado continuar utilizando la máquina CPAP.”

“Para algunas personas es un tratamiento para toda la vida, como la presión sanguínea alta. Tiende a ser una condición crónica. Una forma de romper el círculo vicioso es normalizar el metabolismo”, explica Esparis.

Fuente: www.elnuevoherald.com

Efectos de la obesidad infantil

martes, 14 de octubre de 2014

Los niños con obesidad tienen mayor probabilidad de presentar factores de riesgo como enfermedades cardiovasculares, niveles altos de colesterol y presión arterial.

 La obesidad infantil tiene efectos en la salud a corto y largo plazo.


A corto plazo

  • Los niños con obesidad tienen mayor probabilidad de presentar factores de riesgo como enfermedades cardiovasculares, niveles altos de colesterol y presión arterial. En una muestra basada en una población de 5 a 17 años de edad, el 70% de los niños y adolescentes con obesidad presentaban al  menos un factor de riesgo para la enfermedad cardiovascular.
  • Adolescentes con obesidad tiene mayor riesgo de desarrollar prediabetes.
  • Niños y adolescentes con obesidad presentan mayor riesgo de tener problemas en los huesos y músculos, apnea del sueño, problemas sociales y psicológicos como baja autoestima y estigmatización.

 A largo plazo
  • Son  más propensos a ser obesos en su vida adulta y por lo tanto, tener un mayor riesgo de problemas de salud como diabetes, enfermedades del corazón, accidentes cerebrovasculares, varios tipos de cáncer y osteoartritis.
  • Las personas que tienen sobrepeso y obesidad están asociados a tener un mayor riesgo con muchos tipos de cáncer como cáncer de mama, colon entre otros así  como infartos, altos niveles de colesterol o insuficiencia renal.


  

El uso de quimio o radioterapia durante el embarazo no afecta al desarrollo de los bebés

Administrar quimioterapia o radioterapia en mujeres embarazadas no conlleva ningún riesgo para el desarrollo mental o cardiaco de los bebés que aún se encuentran en el útero materno, según los resultados de tres estudios internacionales presentados en el Congreso de la Sociedad Europea de Oncología Médica (ESMO, en sus siglas en inglés) que se celebra estos días en Madrid.



   "El miedo por los riesgos de la administración de quimioterapia no debe ser una razón para interrumpir un embarazo, retrasar el tratamiento del cáncer de la madre o dar a luz antes de tiempo", ha asegurado Frederic Amant, del Hospital Universitario de Lovaina (Bélgica) y autor de dos de estos trabajos.

   Las preocupaciones sobre el posible impacto del tratamiento del cáncer en los niños que aún se encuentran en el útero materno hacía hasta hace poco que algunos oncólogos fueran reacios a administrar muchas terapias durante el embarazo, lo que llevó a Amant y a su equipo a abordar este tema en tres estudios diferentes.

   En el primero de ellos, analizaron el desarrollo mental y la salud cardiaca de 38 niños expuestos a la quimioterapia antes de nacer, reclutados de la Red Internacional para el cáncer, la infertilidad y el embarazo (INCIP). Los resultados se compararon con otros 38 niños de un grupo control que no fueron expuestos a la quimioterapia.

   A los dos años de edad, se midió su desarrollo mental y, en ambos grupos, su índice de desarrollo mental estaba a niveles normal sin diferencias significativas. Además, las funciones y el tamaño cardiaco estaba también dentro de los rangos normales.

   El director de la Unidad de Fertilidad y Procreación del Instituto Europeo de Oncología Ginecológica, Fedro Alessandro Peccatori, que no participó en el estudio, cree que estos resultados confirman que la administración de quimioterapia durante el embarazo no altera el desarrollo neurológico después de su nacimiento ni produce alteraciones cardíacas.

   Además, ha añadido, apunta una "importante seguridad a largo plazo" y "refuerza la idea" de que la quimioterapia durante la gestación "no pone en peligro al feto ni su posterior desarrollo".

   Por otro lado, en un segundo estudio Amant y su equipo analizaron el impacto de la radioterapia en hijos de mujeres con cáncer. En total se analizaron 16 niños y 10 adultos que habían estado expuestos a la radioterapia en el útero.

La Radioterapia, también a prueba

   El estudio mostró que los resultados neuropsicológicos, conductuales y generales de las personas expuestas a la radioterapia estaban dentro de la normalidad. Solo un niño reveló un retraso cognitivo severo, pero la presencia de otras complicaciones relacionadas con el embarazo podrían confundir los resultados, según reconocen los autores.

   "Es el primer estudio de seguimiento a largo plazo de niños y adultos expuestos a radioterapia en el útero, algo que tradicionalmente ha estado contraindicado en la radioterapia", según ha reconocido Amant.


   Sin embargo, ha apuntado, la aparición de nuevas técnicas de radiación y simuladores más sofisticados para ajustar la dosis pueden hacer cambiar este escenario. No obstante, cree que hay que "mantener la cautela" a la hora de usar este tratamiento en embarazadas, sobre todo en el tercer trimestre.

   Este investigador confía en que los nuevos resultados proporcionen a los médicos la evidencia que necesitan para garantizar que las mujeres embarazadas con cáncer reciben la mejor atención posible y de calidad.

La biopsia del ganglio centinela, también segura

   En el tercer estudio, un grupo de investigadores alemanes demostró que tomar una biopsia del ganglio centinela puede ser seguro en mujeres embarazadas con cáncer de mama, en lugar de realizar una disección completa de todo el tumor.

   Las últimas directrices todavía aconsejaban realizar una disección de los ganglios linfáticos axilares y evitar la biopsia del ganglio centinela durante el embarazo, porque no había datos de seguridad sobre esta práctica.

   Sin embargo, en este trabajo se hizo un seguimiento a 97 mujeres con cáncer de mama a las que se les había realizado esa biopsia y, tras 35 meses de seguimiento, solo ocho pacientes habían experimentado una recaída muy localizada. Cuatro pacientes desarrollaron metástasis, de las cuales tres murieron por este tumor.


   Los resultados muestran que la biopsia del ganglio linfático centinela durante el embarazo tiene una tasa de recidiva axilar baja, según los autores, por lo que podría usarse durante el embarazo en lugar de la disección de los ganglios linfáticos axilares estándar.

Fuente: www.infosalus.com

Obesidad, factor de riesgo para desarrollar cáncer

lunes, 13 de octubre de 2014

Por: Notimex

León, Guanajuato.- La mayoría de las veces, la obesidad se asocia con padecimientos como diabetes mellitus e hipertensión; sin embargo, algunos tipos de cáncer también se han relacionado con pacientes que tienen obesidad y sobrepeso, informó el cirujano oncólogo José Antonio Trejo Pantoja.
En un comunicado, el doctor dijo que se ha observado que la obesidad es un factor de riesgo para el desarrollo de enfermedades neoplásicas, dependiendo del sexo del paciente.


En el caso de los hombres, se relaciona la obesidad con cáncer de esófago, colon, próstata y tiroides, principalmente, mientras que en las mujeres con cáncer de endometrio, después de la menopausia; de mama, tiroides, esófago y colon.

Comentó que “no existe una edad con mayor prevalencia de este tipo de casos asociados con la sintomatología por la obesidad, por lo que es importante que, desde la infancia, se tenga un control en cuanto al peso ideal que debe tener cada menor”.

Resaltó que no existe alguna sintomatología específica para el cáncer asociado a la obesidad, ya que serían los mismos que se presentan en cada tipo de cáncer, como los que se mencionaron, lo único que pasa, es que se incrementa el riesgo de padecerlos, en personas obesas.

En cuanto al cáncer de mama, dijo que sí hay registro de riesgos en pacientes post menopáusicas obesas, alrededor de los 50 años, ya que estos factores incrementan el riesgo de padecer esta enfermedad.

Trejo Pantoja recomendó, para evitar este factor de riesgo, mantener el peso ideal durante toda la vida, lo anterior a través de la actividad física regular, disminuir la ingesta de alimentos con alta densidad calórica y bebidas con grandes cantidades de azúcar, así como promover la lactancia materna exclusiva, por seis meses.

El especialista indicó que la Organización Mundial de la Salud informó que el 30 por ciento de los tumores malignos se pueden prevenir, si se tiene control en los factores de riesgo mencionados.

Agregó que los pacientes delgados responden mejor a los tratamientos cuando se asigna la atención específica en cuanto a cáncer y tienen mejor pronóstico que los pacientes oncológicos con obesidad.

Reiteró que hasta un 40 por ciento de las muertes por cáncer está directamente relacionado con la presencia de obesidad y que se dan más casos en el sexo femenino.

Fuente: http://www.zocalo.com.mx/




 

Blogger news

Blogroll

Most Reading

Tags