El omeprazol: para qué sirve

miércoles, 17 de septiembre de 2014

  • El omeprazol es uno de los medicamentos más usados
  • Tiene una dosis máxima diaria: menos de 1 comprimido al día
  • El tratamiento con omeprazol no puede durar más de 2 año



El omeprazol es uno de los medicamentos más usados, sobre todo para evitar la irritación del reflujo gástrico o para protegerlo de medicamentos o tratamientos agresivos. Sin embargo, un mal uso del omeprazol puede derivar en numerosos problemas de salud, por ejemplo, una disminución drástica de los niveles de vitaminas. Aunque parezca una cuestión menor que puede solventarse comiendo más fruta, lo cierto es que los niveles bajos de vitaminas en el organismo, por ejemplo la B12, puede producir demencia, daños neurológicos o anemia, entre muchas otras complicaciones.

Eso sí, estos problemas están relacionados con un uso indebido o excesivo de este medicamento, que los doctores suelen recetar para tratamientos con una duración determinada. Los especialistas prefieren no prolongar los tratamientos con inhibidores de la bomba de protones como el omeprazol u otros protectores gástricos o antiulcerosos.

Sin embargo, existen multitud de paciente que toman omeprazol durante largos periodos de tiempo e incluso varias veces al día. Debido a ello, se estima que entre el 10 y el 15 % de los mayores de 60 años tienen déficit de vitamina B12, lo que potencia las enfermedades neurológicas anteriormente comentadas. Y es que para que el organismo absorba las vitaminas necesita que el ácido gástrico funcione de forma normal. Cuando un fármaco como el omeprazol reduce el ácido gástrico no se produce la absorción completa de las vitaminas. Esto, a largo plazo, es lo que produce graves problemas de salud.

El Journal of the American Medical Association asegura que quienes toman durante 2 o más años diariamente omeprazol tienen un 65 % más de probabilidades de tener bajos niveles de vitamina B12. La dosis más peligrosa: 1.5 comprimidos al día. De modo que hay que tener cuidado con tomar el omeprazol para el dolor de estómago o como si fuera sal de frutas. La venta libre de este medicamento, que en España es el segundo más recetado solo por detrás del paracetamol, potencia la automedicación excesiva.

Fuente: www.ahorasaludybienestar.es


Cáncer al colon: cómo detectar los síntomas

  • El cáncer de colon es uno de los más comunes en Europa.
  • Los síntomas pueden pasar desapercibidos.
  • Detectar precozmente el cáncer al colon puede salvarnos la vida.


El cáncer al colon es uno de los tumores más frecuentes y malignos en Europa. En España, se calcula que se diagnostican alrededor de 25.000 nuevos casos al año, y muchos de ellos se curan. Como ocurre con todos los tipos de tumores, la detección precoz del cáncer de colon es fundamental. Por eso, atender a los síntomas que se padecen y consultar con un especialista es vital para lograr la curación.

Los síntomas del cáncer de colon son:

  1. Cambio en el ritmo intestinal (aunque éste no provoque dolor)
  2. Dolor abdominal
  3. Presencia de sangre en las heces
  4. Desarrollo de lesiones benignas como pólipos


El cáncer de colon no distingue entre hombres y mujeres. En ambos sexos, el de colon es uno de los tipos de cáncer más frecuentes. Por ello, especialistas de diferentes centros sanitarios y fundaciones se esfuerzan por extender la idea de que prevenir es curar y de que una dieta sana puede salvar nuestro organismo de padecer un tumor. La dieta mediterránea es idónea para ello, aunque siempre sin abusar de determinados alimentos como las verduras o las frutas con fibra, ya que ésta también puede provocar problemas gastrointestinales. No abusar del alcohol y del tabaco y hacer ejercicio ayudará a consolidar un estado de salud óptimo.


Fuente: www.ahorasaludybienestar.es




La prediabetes eleva en un 15% el riesgo de sufrir un cáncer

viernes, 12 de septiembre de 2014

Midiendo lo niveles de azúcar en sangre con el glucómetro
  • La prediabetes es una etapa intermedia entre normoglucemia y diabetes mellitus.
  • La obesidad, otro factor de riesgo importante para padecer diabetes, también está vinculada con el desarrollo de cáncer.
  • Los autores del estudio consideran que una intervención con éxito entre prediabéticos podría tener un impacto importante de salud pública.
La prediabetes es un término general que se refiere a una etapa intermedia entre la glucemia normal y la diabetes mellitus. Incluye a individuos con intolerancia a la glucosa, glucosa alterada en ayunas o una combinación de los dos. Ahora, un estudio muestra que la prediabetes aumenta en un 15% el riesgo de cáncer. 
 
  Es la conclusión de un metaanálisis que incluyó 16 estudios y 891.426 participantes de diversas regiones del mundo, cuyos resultados se publican en Diabetologia. El trabajo lo ha llevado a cabo un equipo dirigido por el profesor Yuli Huang, de The First People's Hospital of Shunde (China).

  En este nuevo trabajo, los autores realizaron un metaanálisis para evaluar el riesgo de cáncer asociado con la glucosa en ayunas y la alteración de la tolerancia a la glucosa en la población. De los 16 estudios incluidos en este análisis, cuatro eran de Asia, 11 eran de Estados Unidos y Europa y uno de África.

  Los investigadores encontraron que la prediabetes se asoció con un 15% más de riesgo de cáncer en general y los resultados fueron consistentes sobre el punto final del cáncer, la edad, la duración del seguimiento y la etnia. No hubo diferencia significativa para el riesgo de cáncer con diferentes definiciones de prediabetes.

  La obesidad, un factor de riesgo importante para la diabetes, también está vinculada con el desarrollo de cáncer, por lo que se realizó un análisis de sensibilidad que sólo incluyó estudios ajustados por el índice de masa corporal (IMC) en el metaanálisis. "Hemos encontrado que, después de controlar por el IMC, la presencia de prediabetes se mantuvo asociada con un mayor riesgo de cáncer del 22%”, explica.

  Al analizar el riesgo según el tipo de cáncer, la prediabetes se relacionó con un mayor riesgo estadísticamente significativo de cáncer de estómago/colon y recto, hígado, páncreas, mama y endometrio, pero no se asoció con cáncer de bronquios/pulmón, próstata, ovario, riñón o vejiga.

  Los autores dicen que varios mecanismos podrían explicar los resultados. En primer lugar, la hiperglucemia crónica y sus condiciones relacionadas, como el estrés oxidativo crónico y la acumulación de productos finales de la glucosilación avanzada (que se generan en condiciones de niveles excesivamente altos de azúcar en la sangre) pueden actuar como factores cancerígenos.

  En segundo lugar, el aumento de resistencia a la insulina conduce a un incremento de la secreción de insulina, que puede a su vez permitir que las células cancerosas crezcan y se dividan. En tercer lugar, puede haber mutaciones genéticas que predisponen a los individuos a un mayor riesgo de cáncer, con un estudio reciente que muestra que el fallo de un gen supresor tumoral expone a los individuos a un mayor riesgo de cáncer y prediabetes.

  Teniendo en cuenta la alta prevalencia de prediabetes, así como la asociación sólida y significativa entre la prediabetes y el cáncer demostradas en esta investigación, sus autores consideran que una intervención con éxito en esta gran población podría tener un impacto importante de salud pública. 

Fuente:  http://www.20minutos.es/

 

Blogger news

Blogroll

Most Reading

Tags