El ABC del cáncer de vejiga

lunes, 21 de julio de 2014

¿Sabías que fumar no sólo causa cáncer pulmonar, también es el factor de riesgo individual más fuerte para padecer cáncer de vejiga?
El tabaco contiene sustancias cancerígenas que son filtradas por los riñones y se concentran en la orina, donde está en contacto con este órgano. En consecuencia, la orina se contamina y el constante roce con los tejidos de la vejiga preside al desarrollo del tumor.

Existen otros elementos que también influyen en la aparición de este tipo de cáncer:

• La exposición constante de químicos como las aminas aromáticas, colorantes de anilina, nitritos y nitratos, acroleína y arsénico.
• Las infecciones crónicas, así como litiasis e infecciones parasitarias.
• Consumo excesivo de analgésicos.
• Ingerir sin medida té, café y edulcorantes artificiales.
• Padecer esquistosomiasis, una infección originada por parásitos.

En números, los hombres están más propensos a presentar dicha enfermedad, están tres veces más expuestos que las mujeres. La edad de los pacientes es mayor a los 65 años.

Según el Registro Histopatológico de Neoplasias Malignas de México en 2003 se presentaron 2,272 de las neoplasias en general, la distribución de género fue 1,630 (4.27%) en varones, y 642 en mujeres (0.89%).

Por lo general, los síntomas suelen confundirse con cistitis (infección en la vejiga), ya que son idénticos: orinar con sangre, dolor y ardor durante la micción, con una frecuente y urgente necesidad de ir al baño. La sospecha de cáncer aparece cuando los tratamientos para la infección no arrojaron resultados positivos. Un examen general de orina, citologías urinarias y marcadores tumorales son los estudios de laboratorio a los que el paciente se someterá para descartar la presencia de masas tumorales. Un examen microscópico sistemático podrá detectar sangre y células de pus, y una especial evaluación microscópica (citología) frecuentemente detecta células cancerosas.

¿Qué es la vejiga?

La vejiga es un órgano concentrado en la zona inferior del abdomen, su forma es como un globo, hueco, que parece estirarse para almacenar la orina, hasta que el cerebro da la orden de micción y se vacía. Cuando el cáncer se localiza sobre la superficie interna de la vejiga o que solamente invade la parte más superficial de la capa muscular que se encuentra bajo la misma, se puede extirpar por completo durante una cistoscopia. Sin embargo, los pacientes frecuentemente desarrollan con posterioridad un nuevo cáncer, a veces en el mismo lugar, o en cualquier otra parte de la vejiga.

En cambio, si el cáncer se desarrolla profundamente dentro de la pared de la vejiga o a través de ella no es posible extirparlo por completo con una cistoscopia.

En estos casos, la mejor alternativa para salvar la vida del paciente es extirpar total o parcialmente la vejiga, a este procedimiento se le conoce como cistectomía.

Generalmente, se extirpan también los ganglios linfáticos de la zona para poder determinar si el cáncer ha producido metástasis. La radioterapia sola o en combinación con la quimioterapia, a veces cura el cáncer.
Si se extirpa completamente este órgano, el siguiente paso es la utilización de un nuevo método de drenaje de la orina, el cual consiste en desviar el líquido a través de un conducto hecho de intestino denominado asa ileal hacia una abertura (estoma) efectuada en la pared abdominal Después la orina se recoge en una bolsa externa.

Prevención

La prevención del cáncer de vejiga es difícil establecer; sin embargo, las siguientes medidas son una opción:

• Beber más de 1.5 litros de agua, o lo que el organismo necesite.
• Evitar el consumo de tabaco en forma pasiva o activa. Los fumadores incrementan el riesgo de desarrollar cáncer de vejiga en un porcentaje más elevado.
• Llevar una dieta equilibrada.
• Diagnosticar y tratar correctamente cualquier infección.
• Acudir al médico con regularidad


 Fuente: http://www.mundodehoy.com/



 

Blogger news

Blogroll

Most Reading

Tags