¿Puede la muerte comenzar en el colon?

lunes, 30 de junio de 2014


Por Aleandro Segebre

El colon es el encargado de eliminar todas las toxinas que nuestro cuerpo desecha y desafortunadamente no está dotado lo suficiente de un sistema nervioso para avisar con tiempo que se encuentra en peligro y de que algo malo le está pasando, por lo tanto lo único que asegura que un colon se mantenga sano es proporcionarle 50 gramos de fibra al día, agua y lubricación suficiente para cumplir con el único requisito que puede prevenir un cáncer y se le conoce con el nombre de prevención.

Más de 65 problemas diferentes de salud son causados por un colon intoxicado y los más frecuentes que pueden causar la muerte son: colon irritable, pólipos, divertículos, diarrea, estreñimiento, colitis de Crohn, apendicitis, colitis ulcerativa y cáncer, en fin, todos ellos causados por un colon lento, sucio y sin fibra. El problema número uno de la causa de las enfermedades del colon es el estreñimiento o dificultad para evacuar, y no saber que se necesitan tres evacuaciones diarias para evitar el estancamiento de toxinas que pueden llegar a inflamar la pared del intestino y dar inicia a la primera fase de una enfermedad en el colon que se le conoce con el nombre de inflamación aguda.

Inflamación tras inflamación por un periodo largo de tiempo, sin darnos cuenta que un colon lento hace que las toxinas permanezcan demasiado en contacto con la pared intestinal, puede generar un cambio celular llamado metaplasia y que se le considera una lesión pre-maligna que puede ser modificada o revertida a la normalidad si cambiamos nuestros estilos de alimentación.

Si la metaplasia continúa sin detenerla y sin hacer ninguna medida correctiva, y ningún cambio en el estilo de vida y alimentación, esta se convierte en un cambio celular más difícil de regresar a lo normal que se le conoce con el nombre de displasia y es el inicio de un terreno canceroso debido a que modifica el ADN de la célula.

Si la displasia continúa y no le prestamos atención a nuestra salud y no le ponemos atención a nuestros síntomas, esta se puede convertir en una neoplasia que es el cáncer propiamente dicho, reflejado en un carcinoma in-situ localizado en la pared del colon, debido a una irritación constante por malos hábitos de vida y alimentación.

Una de las causas más comunes de cáncer de colon es el descuido que tenemos en la nutrición, debido a que nuestro sistema de salud no nos enseña como alimentarnos para estar sanos y a excluir la nutrición de la curación.

El comer alimentos tóxicos, comida chatarra llena de grasas trans, puede causar que una capa gruesa se acumule en los vellos intestinales, impidiendo la absorción de los nutrientes hacia la sangre.
Una comida entra, una función de evacuación se efectúa, cuando hay función lenta, hay muchas comidas atrasadas en el colon, lo cual es la principal causa de estreñimiento y síndrome de evacuación tóxica y otras enfermedades como, colitis, colitis ulcerativa, sangrante, divertículos, apendicitis, pólipos, prolapsos,  hemorroides y cáncer de colon.

Las funciones normales de evacuación deben ser sin esfuerzo, sin pujo, sin olor a rata muerta, sin dolor, sin sangrado, sin bolitas, sin tiritas, bien formadas, y dejando una sensación de satisfacción, alivio
y limpieza cuando termina.

La falta de fibra, agua, y lubricación en la alimentación  hace que el colon se vuelva lento y perezoso permitiendo que las toxinas se estanquen, causando putrefacción, fermentación, acidificación y enranciamiento en todo nuestro sistema digestivo, y derramando estos venenos a nuestra sangre y todas las células.

La mejor forma de mantener un colon sano y evitar un cáncer es: 50 gramos de fibra al día (Plantago Ovata), de 8 a 10 vasos de agua, consumir de 8 a 10 porciones de fruta al día, 2 a 3 porciones de vegetales, consumir alimentos que contengan cascara como granos, cereales y lubricar el intestino consumiendo semillas oleaginosas como ajonjolí, calabaza, girasol, almendra, nueces, avellanas, entre otros.
 

Blogger news

Blogroll

Most Reading

Tags