El trastorno obsesivo compulsivo puede operarse

sábado, 17 de mayo de 2014

El trastorno obsesivo compulsivo (TOC) es un padecimiento psiquiátrico en el que la ansiedad es predominante.

Según explicó Salvador Somaza, neurocirujano del Centro Diagnóstico Docente Las Mercedes, “Las personas que padecen el trastorno obsesivo compulsivo tienen dos tipos de síntomas: en primer lugar las obsesiones, que son pensamientos, temores o preocupaciones que la persona identifica como irracionales. El segundo son las compulsiones, actividades de tipo ritual con las cuales frecuentemente intentan bajar la ansiedad”. 

Algunos de los comportamientos obsesivo-compulsivos abarcan: Preocupación exagerada por la suciedad, los gérmenes o la contaminación, permanecer mucho tiempo contando, pensando en números y secuencias, preocupación por el orden, la simetría o la exactitud. Asimismo, atención excesiva en los detalles, pensamientos, impulsos o conductas agresivas, lavarse repetidamente, acumular o esconder objetos. Adicionalmente, pueden presentar Coprolalia (pronunciar palabras obscenas continuamente) o Copropraxia (hacer gestos obscenos continuamente), entre otros.

“En la mayoría de las personas el TOC comienza en la adolescencia, aunque en algunos casos se presenta desde la niñez. Suele durar toda la vida con intensidad variable y comúnmente llega afectar de manera significativa a quien lo padece porque puede tener dificultad para mantener su trabajo y conservar amistades por causa de sus acciones.” expresó Somaza.

Tratamiento efectivo

Explicó el neurocirujano del CDD Las Mercedes, que el trastorno obsesivo-compulsivo tiene un componente hereditario. Sin embargo, puede desarrollarse sin una historia familiar aparente. “Estas personas tienen un mal funcionamiento asociado a un químico neurotransmisor en el cerebro llamado serotonina. Las características neurofisiológicas han sido reportadas como una hiperactividad en la corteza orbitofrontal, la corteza cingulada anterior y el núcleo caudado y parte del circuito corticostriatal”.

“Al menos el 30 ó 40 por ciento de los pacientes con trastorno obsesivo-compulsivo no responde a fármacos de primera línea. Para el TOC refractario al tratamiento psicoterapéutico se plantea el procedimiento quirúrgico”.

El Centro Diagnóstico Docente Las Mercedes, cuenta con el Gamma Knife equipo que es empleado en la capsulotomía anterior, el cual permite reducir los síntomas del trastorno obsesivo-compulsivo.”El procedimiento se realiza en forma ambulatoria y los efectos sobre la lesión se producen entre 4 y 6 meses. Se observa una mejoría, entre un 55 y 70 por ciento (obsesiones y compulsiones), que puede durar varios años. Es importante que los pacientes permanezcan bajo la supervisión de su psiquiatra para el tratamiento farmacológico y conductual” explicó Somaza.

Wilson Mourad, presidente del CDD Las Mercedes continúa apostando por prestar a los pacientes un servicio de primera calidad, donde a través de la tecnología médica puedan encontrar cura o mejoría a sus dolencias a través de tratamientos efectivos. / NP
 

Blogger news

Blogroll

Most Reading

Tags